Cómo hacen el cafe descafeinado

Que hace el cafe descafeinado

Hoy he aprendido cómo hacen el cafe descafeinado para que este sea la bebida más popular en todo el mundo. Hacer café descafeinado es fácil. Cada una de estas técnicas tiene ventajas e inconvenientes. La explicación es que la cafeína, responsable del sabor ácido y amargo del café, puede ser más suave.

El Proceso tradicional

El proceso de descafeinado requiere remojar los granos de café en agua caliente (entre 160 y 210 grados Fahrenheit), seguido de la extracción o disolución de la cafeína mediante un disolvente o carbón activado. Los disolventes más utilizados son el alcohol etílico y el cloruro de metileno. Este método suele hacer que el lote inicial de granos pierda su sabor, y con frecuencia se desecha. Si el líquido del primer lote se ha disuelto, se puede conservar el sabor de los lotes siguientes. Algunas técnicas permiten que el primer lote de granos de café se vuelva a empapar en la solución de agua para absorber aromas adicionales.

En 1905, Ludwig Roselius creó el primer método para descafeinar el café. Mediante el uso de benceno, se extrajo la cafeína de los granos de café verde que ya habían sido remojados. Después de cocer los granos en salmuera, se añadía el benceno. No se aconseja utilizar este procedimiento porque ya no es seguro.

Vapor

Una alternativa al remojo de los granos en agua es cocinarlos al vapor durante 30 minutos. A continuación, la cafeína se extrae y se disuelve de los granos enjuagándolos con disolventes como el acetato de etilo o el cloruro de metileno. Los plátanos, las manzanas y el café son ejemplos de frutas y verduras que contienen el éster acetato de etilo. Los granos de café verdes y húmedos se mezclan primero con el disolvente. A continuación, los granos se lavan con agua después de que el disolvente haya sido recirculado en un evaporador. Una vez escurridos los productos químicos, los granos se vuelven a vaporizar. Para garantizar que el café se descafeina en la cantidad adecuada, el disolvente se suele añadir al frasco y se hace circular muchas veces. Se cree que el uso de alcohol etílico generado a partir de frutas o verduras ha descafeinado el café de forma natural. Estos disolventes tienen la ventaja de ser más precisos porque eliminan mejor la cafeína que otros componentes. Con este método se puede extraer entre el 96% y el 97% de la cafeína del café.

Agua suiza

El proceso del agua suiza es otro método. El filtro utiliza carbón vegetal. Para garantizar que sólo se pueda absorber la cafeína, el carbón vegetal se suele combinar con un disolvente de carbohidratos (CO 2 altamente comprimido). Para empezar, hay que remojar los granos de café verde en agua hirviendo. La primera tanda de granos de café debe desecharse. Posteriormente, la cafeína se extrae de la solución mediante filtros de carbón activado. Se pueden producir nuevos lotes de granos verdes descafeinados utilizando el líquido infundido con saborizantes. La cafeína se extrae en un 98%. El dióxido de carbono es un disolvente habitual por su baja presión.

Con Gas

Otra forma es descafeinar el agua con gas. La única diferencia con el método del CO 2 es que se utilizan filtros de carbón activado para eliminar la cafeína. En un tanque secundario, se utiliza agua con gas para lavar el CO 2 en lugar de CO 2 para eliminar la cafeína. El 99,7% del dióxido de carbono comprimido y el 0,3% del agua constituyen este disolvente.

Preguntas frecuentes:

¿Cómo se puede eliminar la cafeína del café?

El café puede descafeinarse por diversos métodos, pero el más habitual es sumergirlo en un disolvente (normalmente cloruro de metileno y alcohol etílico). La cafeína puede eliminarse con cloruro de metileno, que también se utiliza como pintura y desengrasante.

¿Qué es el café sin cafeína?

El café descafeinado puede aumentar los niveles de colesterol. Normalmente, para su elaboración se utiliza un grano con más grasa que los típicos granos de arábica. Esto puede tener efectos a largo plazo sobre el colesterol y la salud cardiovascular.